sábado, 1 de marzo de 2008

“No soy demócrata, soy aristócrata: gobierno de los mejores. El sufragio no debe ser universal. Mi voto no vale lo mismo que el de quienes ven los programas de telebasura. Deben votar sólo los ciudadanos, no los súbditos. Pero allá ellos. ¡Libertad, fraternidad, desigualdad!

(…) En cuanto a la inmigración, cerrojazo, o pereceremos como pereció Roma. Sobran la mitad de los que han entrado.

(…) La izquierda es una impostora: el reino de la mentira. Lo único que le interesa es el poder y, como al desaparecer la lucha de clases ha perdido su electorado, lo busca desesperadamente, sin escrúpulo alguno, donde sea. En el islam, por ejemplo. La inmigración es su última esperanza. Está condenada a la extinción.”

Fernando Sánchez Dragó. Escritor y presentador de informativos de Telemandril.

Y después de esto ¿qué digo? La Esperanza se gasta nuestros cuartos en gentuza que se cree iluminada como ésta. Me parece indignante. Habrá que sacar los tanques a la calle güan mor taim.

Visto en escolar.net

Entradas relacionadas



3 comentarios:

Azrael dijo...

EStoy de acuerdo en algo con Sanchez Drago, no todos los votos deberían valer lo mismo. De hecho el suyo no debería valer nada.

Alero Tirador dijo...

Yo le escuche en directo el dia que se dejaron el microfono del Iñaki abierto y ...
Fijate lo que te digo, Se me quitaron las ganas de empadronarme en Madrid para pagar impuestos y que a este tio le demos de comer todos.

raul dijo...

Este entra dentro de la lista de personajes que habría que quemar en la plaza mayor para escarmiento público