domingo, 9 de marzo de 2008

La anunciada derrota de Rajoy

Con el 93% de los votos escrutados se confirma la noticia que dejé puesta el 30 de octubre de 2007.
¿Por qué se han celebrado estas elecciones si sabíamos positivamente que Mariano Rajoy carecía de lo necesario para ser Presidente del Gobierno?

Vuelvo a poner íntegro el post que ya publiqué el 30 de octubre "¿Qué hay que tener para ser presidente?"

¿Por qué personajes tan importantes en la transición política española como Santiago Carrillo o Manuel Fraga no llegaron a Presidentes del Gobierno? ¿Qué fue de Leopoldo Calvo Sotelo? ¿Por qué dimitió Josep Borrell siendo un prometedor candidato a la presidencia del gobierno? ¿Por qué los fracasos electorales de Joaquín Almunia en el año 2000 y de Mariano Rajoy en 2004? A todos ellos les faltaba algo para ser presidentes.

Adolfo Suárez González, Felipe González Marquez, José María Aznar López y José Luis Rodríguez Zapatero son los cuatro Presidentes del Gobierno elegidos en las urnas desde la constitución de 1978. Si nos preguntamos qué tienen en común, es que todos contienen la letra "Z" en sus dos apellidos. ¿Casualidad? Yo no diría tanto. Parece ser un requisito imprescindible para ser Presidente del Gobierno. Sirva este post, para observar quién tiene y quién no tiene posibilidades de vivir en la Moncloa.

En el Congreso de Suresnes de 1974 ya se olían los socialistas que el Caudillo iba a doblar el ala y había que buscar capitán que dirigiese a la nave socialista en el futuro. Nicolás Redondo se quitó de en medio porque sabía que le faltaba algo para liderar al PSOE y se propuso al joven Felipe González. Felipe cayó frente a un doble zetado Adolfo Suárez en dos elecciones consecutivas, las de 1977 y 1979, pero sabía que pronto sería su momento. En 1982 triunfa con la mayoría absoluta más grande conocida jamás en los tiempos. Gobierna hasta 1996, derrotado por las dos zetas de Aznar empieza el descalabro de su partido para buscarle sucesor.
El primero que suena es Joaquín Almunia que es nombrado secretario general del PSOE. Josep Borrell le gana las elecciones a candidato a la presidencia del gobierno pero tiene que dimitir antes de que lleguen las elecciones porque sus apellidos no valen. Se recupera a Almunia para que se presente a las elecciones de 2000 y se mete un hostión contra Aznar López. Almunia se retira a y se prepara su sucesión. A suceder a Almunia se presentan varios candidatos entre los que sobresalen José Bono, Rosa Díez González y José Luis Rodríguez Zapatero. Ganó Rodríguez Zapatero y Rosa Díez abandonó el partido años más tarde declarando que ella era tan válida como ZP para ser líder socialista (sus apellidos eso dicen). La experiencia ZP funcionó en 2004 y viendo el candidato que se presentará por el PP probablemente funcione en 2008.
Si buscamos sucesor a Zapatero en el gobierno encontramos, la vicepresidenta: María Teresa Fernández de la Vega Sanz que tiene los dos atributos necesarios para gobernar.
Que Magdalena Álvarez Arza, la ministra de fomento, que anda de capa caída y roída de agujeros, no haya dimitido ni haya sido cesada por el Presidente del Gobierno, resulta cuando menos sospechoso.

Alianza Popular, el partido fundado por un Fraga que nunca sería presidente, siempre dependió de él. Su primera salida de la primera línea política fue dejando el poder a Antonio Hernández Mancha que ganó el puesto a Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón. Quizá una mezcla de ambos habría venido mejor al partido para ganar unas elecciones (Antonio Miguel Hernández y Rodríguez de Miñón, mucho lío me parece). Después del fracaso de Hernández Mancha, Fraga volvió a tomar las riendas de Alianza Popular, refundar el partido llamándolo Partido Popular y volver a fracasar.
El único triunfo que tuvo fue el de nombrar como su sucesor a José María Aznar López que ganó dos elecciones, en 1996 y 2000. Pero Aznar fracasó a la hora decidir quié sería su delfín: Mariano Rajoy Brey, no tiene ninguna "Z". Claro que las posibilidades que sonaron en 2004 para suceder a Aznar fueron aparte del pobre Mariano, Ángel Acebes, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja y el que debió ser si se quería ganar las elecciones contra ZP: Eduardo Zaplana Hernández-Soro, todo un aval, dos zetas como dos soles, cada una en un apellido.
Para las elecciones de 2008 Marianico se volverá a presentar y volverá a perder ya que está falto de esos atributos imprescindibles para cualquier Presidente de Gobierno que se precie. Después de ese fracaso habrá que buscarle sucesor y los que sonarán serán los antes nombrados, junto con Esperanza Aguirre Gil de Biedma (deszetada) y el que más posibilidades de alcanzar la más alta responsabilidaz de gobernar sería, junto a Zaplana, Alberto Ruiz Gallardón Jiménez.

El Partido Comunista, Izquierda Unida después, nunca ha tenido opciones de gobernar puesto que ha contado con candidatos inválidos para coger las riendas del gobierno: Santiago Carrillo, Gerardo Iglesias, Julio Anguita, Francisco Frutos o el actual Gaspar Llamazares Trigo.

Entradas relacionadas



6 comentarios:

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alex Burgess dijo...

Eso, o puta casualidad.

Emilio Isasa Echenique dijo...

Seguro que es puta casualidad (no tiene otra explicación), a no ser que creas en la sinastría numerológica (que yo no creo en ella).

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alex Burgess dijo...

Lo que ocurre es que el Zapatero es un pájaro y sabía de esta puta casualidad o sinastría numerológica, por el tabarro que ha dado con la Z en toda la legislatura. La CereZales trabaja en FerraZ y además es del BierZo. Toma castañas.

filomeno2006 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.